20170726

Fé.

La memoria es imprecisa desaparece acusa teme ya sabemos pero la fé
reside
terca
en todo lo nuevo.

Nos propone en éxtasis grabar en el agua construir con ceniza sonreír al porvenir. 

Niebla

Permitamos el ritmo del desastre
agarremos con ternura lo que queda
de nosotros
de la mañana
del mundo.

Acudamos de a poquito
arrodillemos
bajo el pulmón izquierdo
en la esquina sepulcral de nuestra cama
la soberbia
de sembrar palabras
para que no crezcan nunca.

Decidamos
que el sacrificio
es mal menor.

Que aquí adentro,
nunca hubo excepto niebla.


20170702

Cada vez

cada vez que una vez y otra vez me dices que me quieres que siempre me has querido que todo
siempre
fue quererme yo me pregunto qué hice mal por qué yo que sé que el lenguaje no existe
escucho.

...


En el salón aquél se abre la ventana de golpe con la fuerza de un pequeño gorrión que apenas sobrevive.


Aquí, es todo ya muy lejos.

Todo.

He venido a ponerme a la cola
a pedir perdón a ser perdonada.

A que todo acabe.

A retirarme
entonces
sin prisa
a jugar con lo que queda
de la suerte
y de la vida
sabiendo que
qué otra cosa puede hacerse sino arriesgarlo todo.

Te apagas

quedando
lentamente a oscuras
como un cine de verano
vacío de bocatas sillas de metal
y luna llena.

Desapareces
tranquilo
de las fotografías
los abrazos
los huecos
y el sofá.

Si queda alguien,
lo desconozco.
Si huyeron todos,
no sé en qué dirección
ni de qué.

Podríamos
estar hablando
no de un drama
sino
de una relación perpleja.

Establezcamos
entonces
el horario del recuerdo
como se piden las misas anuales
y sigamos.

Despidámonos
de los amigos que no quise conocer las bodas a las que no fui
los padres a los que nunca les gustamos.

Agradezcamos
que salimos con vida suficiente
para seguir
para olvidar
para lo que sea

Discúlpame además también
la verdad
el desprecio
y el desnudo
y lo que creas.

Perdona porque yo tampoco
he sabido
hacerlo peor

y todo eso.

20170605

Tiempo

Y lo que me da más pena
es que ya nunca seamos cielo y estrellas
como el guante y la mano
como el sol y la tierra
La alegría y la fiesta cuando termina la guerra

(Hierro y Níquel - Los Planetas) 


Tejí

un agujero de tiempo
con mis propios cabellos
para nada

para que hoy me despierten
el olor a podrido,
el hambre,
y ella:


- Huyan.-


Y el camino está en llamas.

Los restos

alguna vez
alguna vez tal vez
me iré sin quedarme
me iré como quien se va

(Alejandra Pizarnik)

La mirada perdida en algún lugar
entre la perplejidad y la certeza:

El punto exacto en el que 
todo
estalla.

Las piedras caen a nuestro paso
y
ya
no hay
desde quién
volver.


...

Poema de mucho después, que no hubiera hecho falta si hubiéramos entendido éste, de mucho antes:



XII

Se abrió el mundo ensordecimos quedó rota la tierra
nuestros pies sobre un abismo de mil muertos nuestras manos
inútiles persiguen escombros:
parecemos niños desnudos bajo la lluvia

I

Sólo sabemos gritar llorar levantar las manos pedir socorro:
asustar a los que pasan

II

algunos se detienen miran horrorizados nuestras heridas
nos regalan mudos la pena de tres siglos

III

por nuestros cuerpos aún viaja la pólvora
volveremos a estallar seremos los restos de la explosión
sobreviviremos a la metralla de nuestros sueños
alimentándonos de barro

IV

y nuestros deseos lo serán ya todo sin nosotros