20170426

Estadísticas

cuántas respiraciones contarían para
cambiar la dirección de aquellos pasos 
que parecían firmes
desarrugar las mañanas
e inventar nuevos recuerdos.

una taza de café con canela
mirando al mar
el sol entrando por la terraza hacia el salón
suelo preferiblemente hidráulico
pan tostado, tomate, zumo de naranja 
recién exprimido

y Alguien de quien no esperar nunca nada



20170410

Da miedo escribir

da miedo dejar por escrito
eso que ya sabemos

dudar 
dejarlo, escrito, como una huella
como algo que ha ocurrido, ocurrirá,
si lo escribimos muchas veces
con el dolor seco entrecostillas
que supone no saber no respirar
que siempre se esté acabando todo
que no acabemos nunca de llorar
y dé miedo escribirlo