20170501

En realidad

no existimos.

Respirar es llenar de vacío la nada.

Esperar, suceder, sacudirse la tierra de las uñas
y la falda.

Mirar para otro lado
hasta que los niños
asustados
aprendan a disimular.


- Yo una vez vi a un perro orinar de miedo
ante algo que yo no veía. Y no tuve miedo.
Si me pongo a pensarlo,
imagino haber tenido que tener
un miedo terrible.-

Y entonces,
la respiración se para.

La única forma de no sentir miedo
es

creer que hay algo
en algún lugar
que nos ama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario