20170501

Titanic



AUTOBIOGRAFÍA

Como el náufrago metódico que contase las olas que le bastan para morir;y las contase, y las volviese a contar, para evitar errores, hasta la última, hasta aquella que tiene la estatura de un niño y le cubre la frente, así he vivido yo con una vaga prudencia de caballo de cartón en el baño, sabiendo que jamás me he equivocado en nada, sino en las cosas que yo más quería.
- Luis Rosales-.




todos iban diciendo por ahí
que eran los más fuertes.
aguas tranquilas
dulces amarneceres
luego un día
el agua calma
el sol arriba

el barco abriéndose

el hielo

hundiéndose en mi ombligo

y el ártico llenándose de sangre


¡Bien valió la pena! - se dijo -
no darse cuenta antes.

1 comentario:

  1. –He venido a rescatarte.
    “Vas a salvarme tú? Cuándo volverás?”
    –Creo que muchos años.
    “¿Cuando hayamos crecido?”
    –Más tiempo.
    “¿Cuándo nos hayamos visto arder?”
    –Espero que no tanto.
    “¿Cuando hayamos encontrado la isla?”
    –¿Qué isla?
    “Cuál va a ser. La Isla. Sólo hay Una Isla. Si me quieres olvidar, has de encontrarla. Si la encuentras, volverás a por mí; pero nadie podrá rescatarte ya si no la encuentras”.

    ResponderEliminar