20170726

Niebla

Permitamos el ritmo del desastre
agarremos con ternura lo que queda
de nosotros
de la mañana
del mundo.

Acudamos de a poquito
arrodillemos
bajo el pulmón izquierdo
en la esquina sepulcral de nuestra cama
la soberbia
de sembrar palabras
para que no crezcan nunca.

Decidamos
que el sacrificio
es mal menor.

Que aquí adentro,
nunca hubo excepto niebla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario